miércoles, 22 de agosto de 2012

Sevilla y su 17 edición de la Bienal: una ciudad para y por el flamenco

Durante cuatro semanas (del 3 al 30 de septiembre) Sevilla se convierte en el centro mundial del espectáculo flamenco. 

La 17 edición de la Bienal pretende hacerse eco más allá de sus fronteras atrayendo, a la ciudad hispalense, a vecinos y foráneos amantes de un arte en constante renovación. 
 

Son muchos los espacios que abrazan este proyecto: 

Espacios como el Teatro Maestranza, el Teatro Lope de Vega, el Teatro Central, el Teatro Alameda, el Hotel Triana, clásicos en Bienal, acogerán las diferentes propuestas musicales y escénicas que conforman la programación; pero también se incorporan otros nuevos escenarios, como el recién estrenado auditorio de FIBES, el CICUS (Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla) y el Espacio Santa Clara, sede de la Bienal, lugar especialmente elegido para el desarrollo de los “Recitales en el Convento”. Se retoman el Real Alcázar y el Monasterio de la Cartuja para conciertos excepcionales. Como gran novedad, la calle se convertirá en un espacio natural, escénico y compartido.



Un poquito de historia:

El l7 de abril de 1980, el poeta granadino de la generación del 27, Luis Rosales, pronunciaría en el Teatro Lope de Vega el Pregón de la que se convirtió en Primera Bienal, para dar paso a una serie de actos que pretendían desde el primer instante vincular a la Bienal con el mundo de las Bellas Artes plásticas, del teatro, del cine, de la música, de la poesía.

A partir de este año la Bienal se convertió en un espectáculo repleto de actuaciones flamencas y artísticas. Así y cada dos años, el amplio programa que se despliega en los diferentes espacios llamarán la atención a amantes del género y curiosos hasta llegar a este 2012, haciendo de Sevilla la capital del mundo flamenco.

domingo, 5 de agosto de 2012

Cincuenta años de un mito; "Una joven con tanta vida no podía querer suicidarse"

Hoy hace cincuenta años era encontrada muerta en su cama Marilyn Monroe, probablemente la rubia más famosa de todos los tiempos. Moría la estrella, y nacía el mito. Para todos resultan familiares los aspectos más llamativos de su biografía: infancia desdichada salpicada de abusos entre familias de acogida, tres matrimonios fracasados, dependencia de fármacos y alcohol, muerte prematura y tal vez nunca del todo aclarada...pero más allá de todo eso había una persona en constante búsqueda de afecto, y una estupenda actriz en permanente lucha por imponerse a una hermosa mujer.


A través de sus interpretaciones cinematográficas y musicales, de sus sesiones fotográficas, Marilyn se mostró tal cual era: la mujer de muchas caras, la actriz de variados registros, capaz de enloquecer a los hombres que la deseaban y gustar a las mujeres que la imitaban.

Su filmografía más destacada:

Niágara (Henry Hathaway, 1953)
Fue la femme fatale capaz de arrastrar a un hombre a su perdición, casi tanto como las famosas cataratas, en parte debido al bamboleo de caderas que provocaban unos tacones de vértigo.